Visitar a Papá Noël en Suiza

Visitar la casa de Papá Noël en Laponia, es un sueño inalcanzable para muchos. Pero podemos conocer a Santa sin necesidad de ir tan lejos ni de gastar tanto dinero. En Montreux, un precioso pueblo de Suiza a orillas del lago Leman, se puede conocer a Papá Noël en persona además de disfrutar de muchas otras atracciones navideñas.

Este fin de semana hemos hecho nuestro calendario de adviento y, en casa, se empieza a respirar el espíritu pre-navideño, que nos encanta. Otros años por estas fechas estaríamos preparando nuestro viaje del puente de diciembre, pero este año, sin poder salir, estamos recordando viajes pasados.

Uno de estos viajes fue a Montreux, en Suiza, donde pasamos el puente hace dos años. Este año no es posible ir pues, además de las restricciones que tenemos, han cancelado Montreux Noël, el evento que engloba todas estas actividades navideñas, pero queremos compartirlo porque es un super plan para hacer con los peques de la casa si les hace ilusión conocer al auténtico Papá Nöel y, si todo va bien, se volverá a celebrar del 25 de noviembre al 24 de diciembre de 2021.

Descubrimos Montreaux Nöel cuando intentábamos organizar un viaje a Laponia. Tras tener todo mirado con casi un año de antelación, vimos que no nos podíamos gastar casi 7 miel euros pasando solo 4 días y 3 noches, así que optamos por una alternativa mucho más económica. Obviamente, la experiencia no es la misma y el entorno no es tan idílico como el que parece tener Laponia, pero los niños lo disfrutaron igual y nosotros quedamos enamorados del pueblo de Montreux, de sus alrededores y de su maravilloso mercado navideño.

Montreux a orillas del lago Leman, Suiza.

LA CASA DE PAPÁ NOËL

A 2.042 m. sobre el nivel del mar, en la montaña de Rochers -de-Naye, se encuentra la casa de Papá Noël, o cómo decimos nosotros, la casa de vacaciones de Papá Noël.

Para llegar hay que coger el tren de Papá Nöel, un tren cremallera que sale de la estación de Montreux destino Rochers-de-Naye, y cuyo trayecto a través de las montañas es precioso y con unas vistas increíbles la mayor parte del tiempo.

La casa de vacaciones de Papá Noël, es un recinto pequeño en medio de la nieve, al que se accede atravesando una larga cueva que sale desde la propia estación de tren. No hay animales, ni fábrica de juguetes, pero está muy bien ambientado. Al no haber renos, ni muchos elfos, ni trineos con huskies, les explicamos a los niños, que esa era la casita donde se quedaba Santa cuando venía por esta zona, pero no donde vivía habitualmente y donde trabajaba. La explicación pareció resultar muy verídica y Suiza se ha convertido para nosotros en el destino de veraneo de Papá Noël.

La visita está muy bien organizada porque el acceso es limitado, con reserva previa, y solo se realizan accesos cada hora, coincidiendo con la llegada de cada tren. Nosotros hicimos la reserva aquí con 8 meses de antelación para asegurarnos disponibilidad el día que queríamos ir. En 2019 el precio para 2 adultos y dos niños fue de 112 francos suizos (poco más de 100€ al cambio).

Al llegar y tras pasar por el tunel, te reciben algunos elfos que hablan diversos idiomas y que hacen la corta espera bastante encantadora. Después de ver a Papá Noël, otro elfo les da a los niños, un peluche, chocolates, mandarinas y el certificado oficial de la visita.

Al salir se puede jugar en la nieve mientras se espera el tren para regresar a Montreux, o tomar algo en el restaurante, que también sirve comidas sencillas.

Cómo decíamos, esta no es la única atracción navideña de la zona. En Montreuax, está el mercado de Navidad con su popular noria en la plaza de los Elfos y, en el Castillo de Chillón, el mercado medieval de Navidad.

MERCADO DE NAVIDAD DE MONTREUX

Es uno de los mercados navideños más bonitos que hemos visitado. Situado a orillas del lago, a lo largo del paseo de Montreaux, tiene más de 170 puestecitos de madera dónde puedes comprar adornos navideños, dulces y pasteles, regalos o artesanías.

Cuenta además con diversos restaurantes de comida tradicional, que se instalan para la ocasión, y de una gran carpa central con paradas de alimentación, donde se pueden degustar las especialidades locales, como salchichas, quesos, raclettes, crepes y vino caliente entre otras cosas. ¡Eso sí, los precios están por las nubes! Para comer en cualquiera de los restaurantes es imprescindible reservar, mientras que para hacerlo en la carpa no es necesario. Imprescindible también mirar los horarios, porque en Suiza se cena pronto, y dependiendo del día de semana en que se visita el mercado, los puestos de bebida y comida cierran entre las 20h y las 22h.

PLAZA DE LOS ELFOS

Bajo la noria se encuentra la plaza dedicada al entretenimiento y diversión de los niños. Con diversas casetas de madera donde se organizan talleres (de pago) y desde donde se puede ver todas las tardes la llegada de Santa Claus volando en su trineo, es un lugar donde se pasa el tiempo sin apenas darse cuenta.

CASTILLO DE CHILLON

Es uno de los edificios históricos más visitados de Suiza y no nos extraña, porque es uno de los castillos más bonitos y bien conservados que hemos visitado. Con su emplazamiento a orillas del lago, que le otorga mayor belleza a la propia de la construcción arquitectónica, fue durante casi cuatro siglos la residencia de los condes de Saboya.

Durante todos los fines de semana de diciembre, antes de nochebuena, se celebra en su interior un mercado navideño medieval en el que diversos actores y actrices recrean el ambiente del castillo en la Edad Media.

También se organizan muchas actividades para los más pequeños como talleres de velas, de cerámica o malabares y se pueden ver diversos animales de granja.

No es necesario reservar, aunque se puede hacer a través de su página web. A tener en cuenta que para aparcar en los diversos párquings en las cercanías del castillo, es necesario tener un disco azul de aparcamiento. En las taquillas del castillo lo proporcionan gratuitamente en caso de no disponer de uno de ellos.


Cómo llegar a Montreaux

Podéis llegar en coche, tren o autobús desde Ginebra, donde se encuentra el aeropuerto más cercano. También a Ginebra llegan los trenes internacionales. Nosotros viajamos en coche desde Barcelona, parando en Annency (precioso pueblo que merece la pena visitar), y tardamos 8h en recorrer 878km.

⚠️ Para conducir por las autopistas de Suiza es necesario comprar la viñeta y adherirla al parabrisas. Cuesta 40CHF (38€ al cambio de 2019) y tiene validez de 13 meses.


Siempre decimos que esperamos que nuestros posts animen a realizar nuestras rutas y viajes. Hoy lo hacemos con la mirada puesta en el futuro, cuando todo esto pase y podamos disfrutar de nuevo de planificar y aprovechar cada uno de los viajes que hagamos.

Muchas gracias por leernos y hasta pronto.

Si quieres saber más sobre nosotros, síguenos en Instagram: @objetivocamper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: