Ribadesella, preciosa villa costera asturiana

Ribadesella es una villa preciosa que, tal y como indica su nombre, se encuentra al borde de la desembocadura del río Sella. Rodeada de montañas y flanqueada por río y mar, es un destino de belleza inigualable y de paso obligado en unas vacaciones en Asturias.

En este post hablamos de sus atractivos, nuestros restaurantes preferidos, dos visitas en los alrededores y donde aparcar si vas en furgo o AC

Ribadesella es un lugar para pasear y dejarse seducir por su entorno, ambiente y gastronomía.

Su casco histórico está restaurado y peatonalizado y por ello es tan agradable pasear por su calle principal, la Gran vía, llena de comercios locales, sentarse en un banco de alguna de sus plazas o deambular por sus calles disfrutando de algunos edificios históricos o simplemente de la belleza de las fachadas de algunas de sus casas. Sin olvidar la iglesia Santa María Magdalena, que se alza en el centro de la villa.

Los miércoles, tiene lugar su mercado semanal, que se despliega por todas estas calles peatonales y donde, además de encontrar los puestos típicos de un mercadillo como los de ropa o calzado, se encuentran múltiples puestos de productores locales donde comprar fruta, verdura, quesos, embutidos y varios productos de la zona. Para nosotros es parada obligada todas las semanas.

Ribadesella tiene dos hermosas playas (La Atalaya, de roca y Santa Marina, de arena) a las que se puede ir andando.

Playa de Santa Marina vista desde el paseo

Los dos atractivos “turísticos” más allá de la villa en sí misma, su entorno y sus playas son:

La Cueva de Tito Bustillo, centro de arte rupestre declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2008. La cueva, de acceso muy limitado, solo está abierta al público de marzo a noviembre por lo que es necesario realizar reserva previa. La visita es a partir de los 7 años y dura 1 hora aproximadamente, y merece mucho la pena. Podéis encontrar toda la información aquí.

La ermita de la Guía, desde donde se tienen unas vistas preciosas de pueblo, río y playa. El paseo hasta la ermita, conocido como paseo de la grúa, es agradable y cuenta con una serie de paneles explicativos de los diferentes personajes de la mitología asturiana. Al final de este paseo se puede acceder a la ermita subiendo unas escaleras.

RESTAURANTES EN RIBADESELLA

Si algo no le falta a Ribadesella son restaurantes. Esta es nuestra selección y a los que vamos habitualmente:

Tapas y raciones

Carroceu. Hacen los mejor calamares a la romana del mundo. También los chipirones a la plancha. Es un buen lugar para ir a picar mientras se toma sidra.
Además de los dos platos estrella recomendamos los bocartes con jamón (boquerones fritos), el rollo de bonito y el pantrucu (plato típico de Asturias.Una especie de morcilla envuelta en berza y cocida, que después se sirve frita).

No se puede reservar. Te apuntas en una lista y a esperar hasta que te toca.

La Marina. Además de todo tipo de raciones, es un buen lugar para comer percebes, erizos de mar y bígaros. Los bígaros (caracolitos de mar) y los erizos (temporada en invierno) se toman para picar con la sidra. En este restaurante son muy buenos.
En verano mejor reservar.

La Guía:  La mejor sidra del pueblo y la comida espectacular.
Raciones muy buenas, y carta muy extensa. Tienen una parrilla y hacen pescados y carnes a la brasa. Chuletones espectaculares. Es un buen lugar para comer Cachopo, otro plato típico de la gastronomía Asturiana, que consiste en dos filetes de ternera rebozados, rellenos de jamón serrano y queso.
En temporada alta es mejor reservar.

En Meluerda, una aldea a 3km de Ribadesella hay un restaurante que se llama Casa Pacho. Hace el cachopo muy bueno y también unos cachopines de setas que nos encantan. 
No hay que confundirlo con Casa Pachu en Tereñes, otra aldea cercana a Ribadesella. Restaurante familiar de cocina muy casera.

En Tereñes se encuentra también la Sidrería la Portiella, que tiene un jardín muy grande desde donde se puede tomar sidra con vistas al mar y a la ermita de la Guía.  

Meluerda y Tereñes son  pequeñas aldeas donde, a excepción de casas, restaurantes y algún hotel rural, no hay nada que visitar.

Pescado y marisco

El Campanu. Una sidrería/restaurante con todo tipo de marisco. Tienen dos restaurantes más; uno en Cangas de Onís y otro en Gijón.

La parrilla. Restaurante en la entrada de la villa especializado en pescado a la parrilla, como su nombre indica. Algo más caro que el resto.

Para comer fabada

Para nosotros, la mejor fabada la hacen en Casa Gaspar. Es una sidrería donde también sirven raciones, carnes, pescados, pero que en nuestra opinión destaca por sus platos de cuchara. Fabada, pote, fabes con almejes


Y si os apetece daros un capricho e ir a un restaurante con estrella Michelin…

Arbidel: 1 estrella Michelin a precio económico (para ser un estrella Michelin, claro).  

VISITAS CERCA DE RIBADESELLA

La cuevona

A 12 km de Ribadesella se encuentra Cuevas del Mar, un pueblo al que solo se puede acceder a través de una cueva natural. Pero no una cueva cualquiera. Se trata de la más grande de Europa transitable en coche.

También se puede cruzar andando y observar así las estalactitas que cuelgan del techo. Es muy curioso de ver.

Cuevas del Mar es un pueblo tranquilo en medio de la naturaleza ideal para pasear. Desde allí sale la ruta de los molinos, sencilla ruta circular de 12km en la que se ven diversos molinos en ruinas. Al inicio de esta ruta, desviándose unos 200m se puede ver el puente colgante sobre el río Sella.


Bufones de Pría

En la localidad Llames de Pría, junto a la playa de Guadamía, se encuentran estas especies de chimeneas naturales que conectan el mar con la tierra y que se han creado por la erosión de la piedra caliza de los acantilados.

Para poder apreciarlos se debe ir un día que haga muy mal tiempo y mala mar. Es un espectáculo que no todo el mundo tiene la suerte de ver. Cuando el agua del mar choca contra la pared del acantilado, sube por las grietas y sale expulsada en forma de vapor de agua.

En este video publicado por El Comercio se aprecia perfectamente. Pero en realidad es muy difícil verlos de esta manera.

En nuestro post anterior hablamos del Descenso del Sella y otras actividades de aventura, que se pueden realizar desde Ribadesella. Quizás también te interesa.

Pueblos y visitas que no te puedes perder si vas a Asturias


Donde aparcar con furgo o AC

En Ribadesella hay un área de autocaravanas junto a la estación. El sitio en sí y las vistas no son muy bonitas, pero está muy bien ubicado a tan solo 5 minutos a pie del centro de la villa. Dispone de agua y vaciado de aguas grises. Esta es su ubicación aquí.


Sabemos que cuando hablamos de Ribadesella no somos imparciales pues mi madre es de aquí (escribe Nuria) y desde pequeña paso los veranos en Asturias. Ribadesella me encanta, por su gente, sus fiestas (de las que hoy no hablo porque este año están todas canceladas), sus paisajes, su comida… por todo, y así se lo he transmitido a Martí y le he contagiado el amor por esta zona. Por eso esperamos que disfrutéis de este bonito pueblo marinero tanto como lo hacemos nosotros.

Gracias por leernos y hasta pronto.

Si quieres saber más sobre nosotros, síguenos en Instagram: @objetivocamper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: